El Chef

Al timón de las cocinas del Soho Grand y el Tribeca Grand, el chef ejecutivo Richard Farnabe supervisa las cartas de las comidas que se sirven en las habitaciones, el catering y los eventos especiales, las cenas privadas, la Club Room del Soho, The Salon, el Grand Bar y The Yard.

Para la Club Room del Soho Grand, Farnabe ha elaborado una carta de platos clásicos americanos con matices franceses: pollo orgánico a la brasa, trucha de río a la sartén con espinacas silvestres, bistec de primera al estilo neoyorquino, y risotto de setas. En The Yard, la carta de Farnabe está repleta de deliciosos platos estivales para cocinar en la parrilla exterior, como minihamburguesas de ternera de Kobe y barbacoa con ensalada de cítricos, patas de cangrejo real, rollitos de langosta y ostras servidas en sus medias conchas. Los dulces de Farnabe son igualmente fabulosos, e incluyen delicias como la crème brûlée perfectamente caramelizada, la bomba de chocolate con avellanas y las magdalenas glaseadas de terciopelo rojo sin azúcar y sin gluten.

Farnabe ha llevado la “cocina local” a un nivel totalmente diferente, y ha creado su propio huerto orgánico en lo alto del hotel de 17 plantas. Allí cultiva una amplia selección de hierbas y verduras: menta, cilantro, judías verdes, rábanos, varios tipos de calabazas, microverduras y más de 27 variedades de tomates heirloom (de polinización abierta).

Nacido en París, Richard Farnabe consiguió establecerse por su cuenta en Francia, antes de que su impresionante trayectoria profesional lo llevase desde París hasta Nueva York, donde aceptó un cargo para trabajar a las órdenes de un compatriota, Daniel Boulud, en el restaurante Daniel, de Manhattan. Trabajó con gran diligencia y no pasó demasiado tiempo hasta que Jean-Georges Vongerichten le ofreciese la oportunidad de dirigir los inicios del Jean Georges. Más adelante, pasó a ser chef de cocina en The Mercer Kitchen.

En los años siguientes, Farnabe participó en varios proyectos, primero como chef privado de Tommy Hilfiger, luego como asesor del Montrachet, y de nuevo en las cocinas del Lotus. Asimismo, Farnabe abrió el restaurante Prime, en Huntington, galardonado con el 5 Star Diamond Award de la AAA al año de inaugurarse, y ejerció como asesor del restaurante Picholine, que recibió 2 estrellas Michelin.

Las cartas del chef Farnabe siguen recibiendo los elogios de la crítica y también son objeto de alabanza por su enfoque fresco y su combinación innovadora de sabores e ingredientes.